Skip to main content
Exposición «Durero: Maestro del Renacimiento». Salas de exposición del RCAB.

Editorial: PRESTIGIO, UNA CUESTIÓN DE ESTRATEGIA

El Reial Cercle Artístic, en su incesante esfuerzo por consolidarse definitivamente en una institución de gran reconocimiento y vínculo social, referente en el escenario cultural de nuestro país, tiene la voluntad de seguir facilitando el acceso de la sociedad al mejor de los conocimientos artísticos, colaborando estrechamente con otras instituciones, fundaciones y entidades nacionales e internacionales, y elaborando estrategias que nos permiten ganar más prestigio, accediendo a extraordinarias colecciones artísticas como la recientemente clausurada de Alberto Durero.

Ésta ha significado un punto de inflexión, de la que se han hecho eco todos los medios de comunicación, y gracias a cuya magnífica proyección, el Reial Cercle Artístic ha dado un gran salto hacia adelante en la línea de nuestras intenciones. Una muestra que ha apostado por el Cercle como un espacio dotado y preparado para este salto en referencia al prestigio y reputación. Ahora no debemos bajar el nivel, y vamos a trabajar duramente para seguir creciendo.

Porque nuestra institución no se ciñe a una disciplina y a un proyecto artístico local, misión esencial de otras entidades culturales públicas del país, sino que es mucho más extensa, dado que dentro de los objetivos primordiales como institución destaca nuestra vocación de difusión, conducente a enriquecer culturalmente a la sociedad, y consideramos por ello trascendental seguir trabajando en esta línea para poder convertirnos también en sede base de exposiciones internacionales de primer nivel, que de otro modo resultaría difícil que el público en general pudiera visitar y al mismo tiempo apreciar y beneficiarse.

Este tipo de actuaciones y oferta nos va a permitir perfilar una identidad muy definida como institución cultural de referencia en la ciudad y en el país, junto con otras muchas con las que compartimos idearios. La búsqueda de la excelencia debe seguir marcando nuestro camino, porque solamente así ampliaremos el alcance —y con ello también la trascendencia— de nuestra presencia internacional, algo de suma importancia para poder asumir nuevos retos y afianzarnos como es nuestro objetivo, en referente, asegurando con ello nuestra perdurabilidad y expansión.